GAME OF THRONES 8×04 “THE LAST OF THE STARKS”: LA DIFÍCIL TAREA DE CONSTRUIR UN FINAL.

GAME OF THRONES 8×04 “THE LAST OF THE STARKS”: LA DIFÍCIL TAREA DE CONSTRUIR UN FINAL.

El antepenúltimo episodio de la serie más laureada de la televisión se ha llevado las peores criticas de esta temporada, inclusive más que su predecesor. ¿Sera que David Benioff y D.B Weiss perdieron el rumbo sobre como cerrar esta historia?

Antes de empezar, aclaro que para mí The Last of the Starks fue un mejor episodio que el anterior por la sencilla razón de que esto es lo más parecido que hemos tenido al Game of Thrones de las primeras temporadas; aquel donde el drama y la intriga entre sus personajes circulaba como si fuera la sangre palpitante de la serie.

Las conspiraciones y traiciones fueron el musculo de este capítulo, y eso es algo muy bueno, porque a muchos se nos había olvidado que este siempre fue el gancho principal de la serie. Esta nunca ha sido una historia de dragones y muertos vivientes en la que hay una pizca de política e intriga. Lo que en realidad siempre ha sido, es una historia de lucha de poder, que casualmente ocurre en un mundo donde existen dragones y seres de hielo capaces de revivir a los muertos, todo esto sazonado por montañas de política e intriga (o al menos, así solía ser en las primeras seis temporadas).

The Last of the Starks es una mezcla de lo nuevo y lo viejo, y el resultado no es malo como muchos dicen, pero también es verdad que no es espectacular. Cuando apela al drama y a su tensión dramática nos regala momentos excelentes, pero cuando pisan el acelerador la historia no termina de cuajar del todo.

Lo mejor del episodio, es el conflicto interno que se cocina en Winterfell; la tensión alcanza un nuevo nivel cuando surge el debate sobre quien debería sentarse en el trono de hierro: Daenerys o Jon (Aegon para los cuates). Esta incertidumbre es la que extrañábamos, con personajes divididos, con su lealtad puesta a prueba, y con romances desmoronándose.  Lo peor del episodio contrario a lo que muchos creen, no es la progresión negativa de Daenerys sino la cantidad de cosas que sucedieron en el episodio en tan poco tiempo.

Si algo nos ha enseñado la cultura popular hoy en día, es que los fans no pueden soportar que sus personajes favoritos caigan en espirales autodestructivas. Por supuesto que me refiero al rumbo que ha tomado el personaje de Daenerys, la cual parece haber perdido la visión en el camino hacia el trono. Si bien es una transformación abrupta a la que le faltan razones más claras; tampoco es que sea un ultraje a las bases del personaje, ese idealismo que la hizo conquistar tierras y liberar esclavos a lo largo de seis temporadas NO LA VUELVE INMUNE a fallar.  Como mencionaba en la crítica de Avengers: Endgame, el público tiende a proyectarse con ciertos personajes, se inspiran y se empoderan por los triunfos que el personaje tiene, sin embargo la reacción no es compartida cuando el personaje sufre un retroceso. Pero parte de la ficción también es enseñar que los triunfos no son permanentes, a veces la gente cambia para mal, estas cosas pasan.  Si Game of Thrones se ha destacado por mostrar un mundo de grises, donde personajes “malos” pueden redimirse, ¿Por qué no habría personajes “buenos” que se pierdan en la búsqueda de un ideal? Después de todo, el poder es un arma de dos filos que ha consumido a corazones nobles.

El verdadero problema con este episodio, es aquel que ha aquejado a las últimas dos temporadas de Game of Thrones: la incapacidad de mantener un ritmo constante.  ¿Se acuerdan como antes la historia parecía avanzar a cuenta gotas, pero el ritmo nunca nos cansaba? Había sustancia y desarrollo en cada escena para la mayoría de sus personajes, los diálogos eran ricos porque llevaban la tensión a un clímax que se sentía natural. Las últimas temporadas son irregulares en ese sentido; por momentos existe ese ritmo pausado, pero de un instante a otro la historia se acelera a ritmos vertiginosos, sin que pueda respirar el conflicto. The Last of the Starks sufre de lo mismo; la primera mitad tiene un ritmo pausado, y en la segunda mitad, todo avanza de manera abrupta.

Momentos que son esenciales, no son mostrados en pantalla.  Jon Snow revela su verdad a Arya y Sansa, pero nunca vemos la reacción en ellas. Vemos a Rhaegal morir a manos de Euron Greyjoy de manera abrupta y nos sorprendemos, pero no hay tiempo para digerir. Falta esa digestión de eventos que hacia tan especial a la serie. Cuando murió Ned Stark o cuando sucedió la boda roja, fue muy sorpresivo, pero también se sentía devastador, porque hubo tiempo para digerir el impacto. Aquí los eventos sorpresivos tienen un sentimiento breve y más circunstancial.

Y aun así, el desenlace de The Last of the Starks tiene situaciones que no parecen tener sentido, ¿Por qué Cersei no acaba con Tyrion Lannister si lo tiene a su merced? Inclusive que hayan capturado a Missandei resulta demasiado conveniente para la trama. Es la salida más fácil, pero no por eso deja de ser entretenido,  es la leña que calienta la batalla final que habrá de estallar en el próximo episodio.

Hacer finales es siempre la parte más difícil de crear una historia, simplemente porque es la parte de la que todos suelen hablar y acordarse. ¿Cuantas películas mediocres no son alabadas por su impactante final, y viceversa? La única certeza aquí es que no todos vamos a quedar contentos con el final, pero también separemos la opinión de lo que nos dan: Un final no es malo porque sucedan cosas que no queríamos, un final es malo si es abrupto y no sabe cerrar las cosas, gran diferencia.

¿Game of Thrones ya no es lo que era antes? Totalmente de acuerdo. Pero aún sigue siendo televisión de alto nivel.

Curiosidades y Reflexiones de The Last of the Starks.

1.- The Last of the Starks es el episodio 71 de toda la serie, y es el último episodio en ser dirigido por David Nutter, conocido por el icónico episodio de Rains of Castamere.

2.-The Last of the Starks fue escrito por David Benioff y D.B Weiss.

3.- Considerando que es la última temporada, esta ha sido una muy flojita para el personaje de Jon Snow. Gran parte del arco narrativo entorno a quienes son sus padres, ha sido interesante por la percepción y dudas que despierta en los demás personajes. Pero su personaje como tal, ha estado muy poco activo.

4.- Bueno, pero su “discurso” mientras despedían a todos los difuntos fue bastante bueno, así que denle el beneficio de la duda.

5.- La escena de Jaime y Brianne es la prueba perfecta de que no todo lo que deseas debería ocurrir. Varios esperábamos un momento, pero el resultado de esta escena solo abarato el impacto tan emocional que tuvo su nombramiento como caballero en The Knight of the Seven Kingdoms. No era necesario, la relación de ellos dos era más bella sin necesidad de arruinarla con eso.

6.- Bronn es una especie de Ninja, ¿ya de pasada deberían enviarlo a matar a Daenerys a él solo no? Entra a Winterfell y sin problema se cuela hasta la habitación de los hermanos Lannister. ¿Se acuerdan que les dije que el arco narrativo de Daenerys no es un ultraje? Bueno, pues el de Bronn si lo es. Crucen los dedos con la esperanza de que no metan la pata en esto.

7.- El festejo en Winterfell es una prueba de que esta temporada debería haber tenido mínimo 8 episodios.  Esta clase de contraste en donde ves a los personajes felices y desarrollando sus interacciones son necesarias.

8.- Esta fue la semana de los corazones rotos;  Gendry, Brianne, Tormund y Ghost son unos pobres desdichados. Pero la vida nos concede revanchas, oh si señor.

9.- Daenerys es el personaje que más ha perdido esta temporada, si hacemos cuentas ya perdió a otro dragón, a Missandei y a Jorah Mormont.  Por otro lado, ha mostrado un lado que jamás habíamos visto cuando intenta manipular a Jon Snow de que no revele su secreto. Yo creo que es un secreto a voces que no llegara al trono ¿están de acuerdo?

10.- ¿Cuándo fue la última vez que le sacaron jugo a los personajes de Varys y Tyrion Lannister? Por mucho la mejor escena del episodio.

Si te gusto este articulo, déjanos tus comentarios y compártelo en tus redes sociales. 

Anuncios

Un comentario en “GAME OF THRONES 8×04 “THE LAST OF THE STARKS”: LA DIFÍCIL TAREA DE CONSTRUIR UN FINAL.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s